Pequeñas estrellas disfrutando béisbol

ENB1 Ezeiza, BsAs. Arg – Mañana de sábado invernal con grandes tintes de primaveral. Los campos de beisbol de Ezeiza, se veían aún cubiertos por una fina escarcha que comenzaba a ser mancillada por las ruedas de los autos que estacionaban frente al Estadio 1.

 

 

De la importante cantidad de vehículos de toda marca y color, emergían uniformados los pequeños beisbolistas que tendrían en dicha jornada, la coronación de sus esfuerzos por la Liga Metropolitana de Beisbol.

Lentamente el fino césped se fue inundando por unos 80 chicos y chicas con los respectivos uniformes de sus clubes, acompañados de padres, hermanos, familiares y amigos.

No faltaban los saludos entre los integrantes de diferentes equipos. Coachs, Managers, Padres dirigentes; todos parecían haber compartido más momentos como este.

No faltaban los nuevos elementos, aquellos que por primera vez se encontraban entre tanta gente y tantos camaradas. La vinculación fue rápida entre todos según pude apreciar y al poco rato hacían sonar el metal de los bates, y el de algunos paragolpes de los autos estacionados. Nada serio, nada grave. Personalmente todavía recuerdo mi pelota de fútbol mancillando los geranios de doña Berta en mi niñez.

De inmediato se organizó a los grupos para que pasaran al campo principal –sobre todo los infantiles-, mientras los Pre Juniors se desplazaban a los campos adyacentes con la clara intención de jugar pelota, fuera la hora a la que fuera la premiación.

Allá vimos partir al Pre Junior de las Águilas, prolijamente uniformados y que descendieron de un bus escolar puntualmente, rumbo al campo 3 jugar mezclados con los PreJu de Júpiter, mientras Nichia y Velez entrenaban en el campo 2.

En el campo principal, los infantiles junto a sus padres, dirigentes e invitados, ultimaban los detalles de la entrega de sendas copas para los ganadores del torneo: Nichia en PreJU y Comunicaciones en Infantiles.

El evento comenzó con un “juego de estrellas” interpretado por los equipos presentes en el jardín derecho del campo principal, en el que descollaron varios de los participantes y que finalizó con un torneo para pitchers y cátchers de ambas categorías, donde lo chicos pudieran demostrar sus habilidades.

Para este evento los premios eran dvd con información de entrenamiento sobre beisbol y, el broche de oro, una casaca original de la utilizada por el seleccionado argentino ganador del bronce de los ODESUR 2010, que terminó en manos de un emocionado jugador de comunicaciones.

Se destacaban entre ellos La pitcher de comunicaciones, una chica de apenas 10 u 11 años con una actitud desafiante, segura, un brazo de temer y un bateo envidiable. Enorme futuro el de esta chica.

Durante el desarrollo varios jugadores de los diferentes equipos demostraron que el beisbol argentino no puede perder las esperanzas.

Entre ellos puedo mencionar como destacados del día Alejo Fumarola (Comu), Claudio Blanco(Aguilas), Guido De Francesco(Velez), Lautaro Matteri (Velez), un pitcher de Nichia con el número 14 (¿Keiji?), que tiene un brazo portentoso, Agustín Gamarda (Jupiter) otro futuro Pitcher de temer, Toni Ordoñez un catcher al que pensaría 2 veces en robarle una base.

La mayoría de los mencionados anteriormente se llevó alguno que otro premio. Los señalo porque fueron los destacados en este evento en particular, pero ninguno de ellos avanzaría sin el soporte de su equipo, ese que los alentó a ganar estos premios, sin envidias ni mofas ni malas intenciones.

Camaradería…esa fue la palabra. La fiesta fue de todos y para todos, con un día radiante de sol, buena onda y la sensación de que el beisbol no se termina hasta que se acaba la novena entrada.

Y el partido…recién está comenzando.

{youtube}g2iCGaRTwRg{/youtube}

{youtube}wfLxbSpBTbY{/youtube}

{jcomments on}

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *