Selección de softbol parte para Colombia

Mañana parte a Colombia la Selección Nacional de Sóftbol para disputar el Campeonato Panamericano clasificatorio para el mundial en Nueva Zelandia del año que viene. Y particularmente a mi me cuesta entender ese título. Yo creo que mañana viaja el SÓFTBOL ARGENTINO. Porque más allá de un cuerpo técnico y 17 jugadores, yo siento que viajan muchas más personas y cosas.

Va el que marca la cancha de Celtas de Tucumán; Juan Figueroa y todos sus “gurises” de Villa Clara; todos los bahienses que tienen que entrenar de noche y en invierno bajo la helada del parque de Mayo; el pulmón incansable de la gente de Morón que ni un tornado los tumbaría; los profes que enseñan en Santiago del Estero que el fly se agarra con las dos manos; los que hacen fongueo y bola bombeada en el Arnaldo Gómez de la Pampa; los que hacen pretemporada en Corrientes; los que tienen que vender pollos, alfajores y empanadas en Neuquén para poder viajar; todas las ganas de los salt

eños; los que están arreglando la cancha de La Olla en Gualeguay; todos los de Olavarría que quieren tirar el pase al pecho; los que atienden las cantinas; todos los Cuervos de Córdoba; los árbitros menos valorados; LOS QUE SE DIVIERTEN VIENDO Y JUGANDO AL SOFTBOL; más toda la gente que se encarga de que un torneo esté bien organizado.

Entre las cosas que vamos a poner en los bolsos está el muerto con los elementos; la jaula que cada vez está más rota; todas las horas de gimnasio; la maquina lanza pelotas que no se cansa nunca; esa ropa de entrenamiento que termina bien sucia después de cada práctica. Van todos los kilómetros de ruta que hemos hecho para jugar en otra ciudad y todas las cicatrices y rehabilitaciones.
Viaja toda nuestra historia, todo lo que somos, todos nuestros torneos: el de mayores en Santiago; el de infantiles de Softbol Play; el de femenino de Morón y el de el Nacional; el Nac de clubes; el Proyección; el Paloma Pérez, el Hagamos Historia; el Súper 12, la Copa Desafío, etc, etc. La gente que está organizando el mundial juvenil también nos acompaña. Los que fueron parte de este proceso y los que vendrán más adelante. Son muchas personas y cosas que viajan con nosotros y que las vamos a llevar con muchísimo orgullo porque todos somos parte de ello.

Les puedo asegurar que este equipo está preparado para dejar todo por el sóftbol argentino. Vengan todos… incluso los que piensan diferente. Porque a partir del domingo, todos nos ponemos la misma casaca sin importar de que provincia seamos y sin importar la edad que tengamos. Los que amamos este deporte vamos a alentar SIEMPRE!
Nicolás Bittor
Jugador argentino de sóftbol.

 

 

 

Compartir

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *