Lo que Romero atajó

Título con Romero en honor a una de las películas más grandes de la historia, con las salvadas más grande de su historia. Nada, nada, pelotazo, nada, golpes, roce, nada, pelotazo, alague, CHIQUITO .

 

#ARG – #HOL (17Hr)

El partido fue totalmente organizado, defendido, peleado (en todo sentido de la palabra), estudiado, pases cortos, pases largos. Lo peor de este partido trabado, fue que se fue a 120 minutos.  24 años pasaron para que la albiceleste llegue a una final. Es complicado expresar un sentimiento como este, es la frase que más se escucha por la calle, por el tweet, Ah no verdad, la frase es “Brasil decime que se SIETE” la verdad no me gusta es pisoteo al árbol caído es muy arraigado de la cultura y no se puede cambiar, pero todo esta victoria es impresionante debe hacer eso y algo más esperar que no sea nada malo, se puede considerar “Bulling” algo así.

Hablando del partido que juego maravillosamente de Romero, Rojo, Demichellis (en el área, porque fuera cometió un par de errores que fueron disueltos rápido), Maxi Rodríguez, Hernán Pérez y el gran esfuerzo de “Pocho” Lavezzi.

El partido parecía lento como un suero de miel de abeja, Holanda que se replegaba en todo el campo, marca personal, poco espacio,  un jugador que siempre marcaba a Messi, Sneijder que su área de juego era de arco a arco, Vlaar y Kuyt que proponían defensa ataque, Robin Van Persie que era un defensor desde el área grande hasta la media cancha, De Vrij que no dejaba pasar a nadie, cada uno tuvo acciones decisivas que pudieron cambiar el partido a su favor.  Falta Robben, si también en el partido hizo falta. El jugador con la casaca número 11 de Holanda durante el primer tiempo tcó poco la pelota y muchas veces congestionado de argentinos a su alrededor, las otras estaba recuperando la pelota y sus piques estrepitosos no aparecieron. Mi  clasificación, B-

Argentina, su en el primer tiempo hubo algún tipo de ataque fue el de los sudamericanos, pero su defensa jugó el mejor partido desde que comenzó el mundial. Lo más importante aprendieron a jugar a la defensiva, controlar su juego para no dejarse llevar por una defensiva de zona/jugador/rotación/repite, a no estresar a los árbitros por luchar a que cante todo lo que hace Robben o faltas sin amonestación, a que Messi no rematara al arco y que en tiros libres ni si quiera le pase cerca o el arquero le ataje el remate. Clasificación, A-

Con tantas tarjetas amarillas en los primeros juegos, parece que hubo algún tipo de frase que decía  “déjenlos jugar”, la verdad que el partido tuvo muy tranquilo en cuanto a tarjetas, al igual la primera semifinal.  Las faltas se notaban más peligrosas por la diferencia de físico entre ambas selecciones; por suerte, para que el partido siguiera un curso sin mayores consecuencias, los golpes recibidos por Mascherano y Zabaleta fueron jugando a la pelota en lugar de roces tácticos o buscados como estaba ocurriendo en el partido.

El gol anulado del  “Pipa” Higuain, es difícil ver  como fue el  Offside según el juez de línea. La punta del pie derecho del número nueve argentino estaba ligeramente adelantada, ok ya pasó y no fue gol, pero Higuain apareció en los últimos partidos. 

Lavezzi corrió todo lo que Di María faltó, bueno intento correré a lo “fideo” el gesto fue bueno, estuvo llegando con la lengua afuera al área rival pero lo hizo y de los pocos ataques argentinos así con buena oportunidad fueron con el “Pocho” a todo pedal por el costado.   Con todo lo que corrió el #22, lo más lógico era sacarlo a él en lugar del “Pipa” Higuain.  Las jugadas de Sabella quedaron bien,  Agüero tuvo oportunidad llegando del banco. La única acción mala de Agüero fue el casi golpear al arquero holandés tratando de hacer presión.

Romero, tan discutido  que fue su nombramiento de titular, fue tapando la boca de muchos a medida que avanzó el mundial.  Durante los 90 minutos tapa los pocos remates holandeses, buena salida en tiros de esquinas y libres, para colmar el primer penal que ve lo bloquea firmemente (primero  de dos).  Con esta acción facilitó (le aumentó la confianza a sus jugadores y la oportunidad, aunque la complicación e intensidad del momento siguieran intactas) la promesa de victoria.

Holanda con un Van Gaal que administró perfectamente  el partido anterior, parece que no quería ir a penales puesto que usó todos sus cambios en los 120 minutos.  Las cámaras apuntaban a Krol todo el tiempo, quien había hecho lo mismo que hizo Romero, atajar dos penales y que su equipo pasara a la siguiente fase. Van Gaal, esta vez te jugó en contra, los argentinos agradecen no creo que tanto así lo hagan en Holanda.

Que bien Maxi  Rodríguez, tu penalti dio la clasificación pero lo mejor de todo es que fue con suspenso y todo. El arquero tuvo la oportunidad de sacar la pelota pero por física, su ángulo de tirada, inclinación de las manos y la fracción de segundo antes, no fue suficiente para atajar un remate que luego rebota en el travesaño para entrar tocando la red del fondo. AL parecer el dicho se cumple, lo que está para ti no te lo quita nadie.

PD.

Muy lindo todo pero, en mi mente nadie me quita que ambas selecciones no quisieron desacomodar las defensas.  Hay que ser claros y justos, con el suceso de ayer donde el deseo de hacer más jugó en contra, la hinchada alentando por más acción y menos problema fue brutalmente agobiante para los de camiseta amarilla, donde jugar en casa hizo querer partirse la boca de caer y correr para anotar y dar alegría resulto ser en un fiasco, donde en 6 minutos los errores bestiales dieron paso al peor resultado de un país.  La estrategia fue sencilla, puede ser creíble. Todo esto es pensando fríamente,  lo que le pasó al 5 veces campeón, equipo que venía defendiendo bien,  pero sin jugar con Neymar y aparentemente el arma defensiva que era capitán del equipo zaguero central Thiago Silva, esto le pudo haber pasado a cualquiera. Con esto en mente, con la primera final en frente, enfrentarse a un tremendo equipo.  Ambos equipos NO QUERIAN ATACAR, 8 remates para Argentina y 7 para Holanda.  Estos equipos con artilleros como Robben, Messi, Higuain, Van Persie, Lavezzi, Sneijder es difícil pensar que no querían atacar, pero la consigna pudo facílmente ser “defienda no quiero que me pase lo de Brasil”.

Nota al margen.

Para que vea claramente que el colapso de Brasil fue lo que hizo ver grande a los alemanes, lea este artículo. Si no lee inglés, busque ayuda con Google Translator.

http://www.businessinsider.com/brazil-germany-goals-2014-7

 

 

Compartir

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *