Inquietudes

Una de mis tareas como delegado del club Cardenales de Beisbol, es llevar las inquietudes del equipo que
represento y a su vez, notificar a mi manager sobre cambios o modificaciones en el fixture o alguna de las
normativas que la LMB tenga para los equipos.
Como regla, suelen efectuarse estas reuniones en las instalaciones del Club Oeste, en la localidad de
Caballito, a eso de las 19 o 19:30 hs.
Lo interesante de las mismas es que, como a su vez formo parte de Peloteros del Sur (un humilde espacio
dedicado a la difusión del beisbol y el softbol argentinos), recibo de primera mano información que puede
resultar interesante para los seguidores de estos deportes.
Por esto me resulta curioso que no sea la primera vez que me encuentro en solitario, parado en la puerta de
estas instalaciones, esperando a algún delegado y que nadie aparezca.
Sea por un feriado propio del lugar debido a un aniversario, o a un feriado nacional (como este de carnaval),
aparentemente hay miembros que parecen ser notificados sobre la realización o no de las reuniones…y otros
que no.
En algunas oportunidades he escuchado de primera mano, a algunos delegados de los equipos considerados
“no competitivos” (sic), sentir cierta discriminación respecto a su situación de equipos chicos. Triste
resultaría que consideraran que sus opiniones no son tenidas en cuenta o sus intereses.
Paradójico sería que, de la mano de estos equipos poco competitivos, venga un jugador realmente
competitivo que a los equipos importantes les interese tener en sus filas.
Sin dudas llegan al correo electrónico de los clubes (el mío incluido), memorandos y notificaciones o minutas
de convocatorias realizadas pero, curiosamente, quién escribe esto, no ha recibido información sobre la
suspensión, modificación o cambio de alguna reunión (salvo las que pasarán a efectuarse desde Marzo los
días Lunes a las 19 hs), en ninguna de las cuentas de correo que tengo disponibles a tal efecto .
O al menos algún patético mensaje de texto a su celular.
Por supuesto esto no apunta a hacer una “bajada de línea” a nadie. Sabemos cómo están nuestros deportes,
sus carencias, sus aciertos, sus necesidades y sus defectos.
Muy malo sería además de todo lo que ya debemos bregar contra deportes competitivos, que en nuestras
filas surja un grupo de deportistas que pueda llegar a sentirse discriminado, vilipendiado o disminuido de
alguna forma.
Quizá esto solo implique de debamos hacer un pequeño ajuste, calibremos la comunicación entre todos los
participantes y, por sobre todas las cosas, esto sirva para que nadie abandone los remos de este barco que
tanto sacrificio nos cuesta mantener navegando…y a flote.
 
Jorge A. López
Delegado Cardenales Beisbol Club
Peloteros del Sur. Productor
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *